martes, 2 de diciembre de 2014

Aventinus Eisbock

Buenos días cerveceras y cerveceros....

Como cada martes volvemos a contaros la historia de una cerveza de las que podéis encontrar tanto en nuestras tiendas físicas de Valencia y Getafe como en la tienda online.

Esta semana os descubrimos los secretos de la cerveza Aventinus Eisbock, una gran alemana con mucho cuerpo y mucho estilo.



El estilo Eisbock nace en la cervecería Kulmbacher, estilo al que pertenece esta cerveza. Y también son los encargados de fabricar la conocida Doppelbock Eku 28.

El estilo Eisbock es muy particular ya que su manera de elaboración es bastante complicada y extensa.

La palabra “Eis” quiere decir hielo en alemán, y nos indica que la cerveza se congela y se va concentrando en distintas etapas para conseguir una bebida más alcohólica que una Doppelbock tradicional.

Generalmente se emplean varias cepas de levadura y el producto final es tan solo un 40% del mosto original.

Es importante destacar que cualquier defecto que tuviera la cerveza base va a aumentar considerablemente en el producto final, por lo que a nivel "homebrewer" es sumamente difícil de elaborar por este motivo.

En lineas generales se puede definir a la Eisbock como la hermana mayor de la Doppelbock pero más dulce, oscura y alcohólica.

La cerveza Aventinus, de la reconocida fabrica Schneider & Sohn, lleva el estilo un peldaño mas allá y elabora una Eisbock pero de trigo, ósea una Weizen-Eisbock.

Con una densidad inicial elevada y una graduación alcohólica del 12% ya nos podemos imaginar que es una bebida robusta y compleja.

La cerveza es de un color rojizo-cobrizo, oscuro y turbio.

La espuma es de un color beige, abundante y espesa muy duradera.

El aroma es muy especiado, a clavo y pimienta, también algo parecido al jengibre.

El aroma también tiene mucho frutal, banana y ananá, algo de almíbar, todo muy complejo.

En boca entra con esa inconfundible sedosidad del trigo, aunque la carbonatación sea mas bien alta igualmente tiene un trago sedoso y oleoso.

El sabor sorprende con matices picantes derivados del alcohol, también el alcohol refuerza todos los perfiles especiados, todo ese conjunto de sabores recuerda a las mejores Quadrupels belgas.

El final es especiado y afrutado, con bajo amargor, aunque también se refuerza con el picante del alcohol.

Realmente una sorpresa y una grata experiencia que podemos acompañar con una de las recetas que hoy os traemos de la mano de nuestros blogueros cocineros.

En primer lugar Josean del blog "Mi horno de leña" nos muestra como hacer esta pasta rellena de chorizo y queso azul que nos vendrá muy bien para estas fiestas que se acercan, pues la podemos preparar con antelación y a última hora meterla en el horno.



Y en segundo lugar hoy Fran del blog "¡Que rico!" nos enseña a hacer estos bizcochos de melocotón, otra gran propuesta de dulce para estas fiestas que maridará perfectamente con esta cerveza (el melocotón lo podéis sustituir por calabaza, que es más de estas fechas)


Y hasta aquí la entrada de hoy. Feliz día.

Quality Beers