martes, 25 de marzo de 2014

Brugse Zot Blonde

Buenos días cerveceros,

Como cada martes vengo ha hablaros de una de las cervezas que podéis encontrar en nuestras tiendas físicas de Valencia y también en nuestra tienda online.

Hoy he elegido la Brugse Zot Blonde. Una cerveza que además de gustarme para beber, evidentemente, también me gusta mucho la botella en la que viene y su curiosa historia. Os cuento...



Y es que el nombre de esta cerveza surje el día que para dar la bienvenida a Brujas al Emperador Maximiliano de Austria, que había adquirido Flandes a través de su matrimonio con María de Borgoña en el siglo XV, la ciudad organizó un desfile lleno de saltimbanquis, arlequines y otros personajes alocados.

Al día siguiente, los ciudadanos le pidieron al emperador dinero para una institución para los “locos” de la ciudad y él dijo, que toda la ciudad era una ciudad de locos (Zot). Por eso los ciudadanos de Brujas son conocidos como los “Brugse Zot” o locos de Brujas y de ahí el nombre de la cerveza elaborada por la cervecería de la “Media Luna” o Halve Maan en flamenco.

Cerveza con aspecto de ale típica belga, transparente y brillante. Buena cabeza de espuma, que permanece. La cerveza se conserva muy bien unos años y su sabor va evolucionando, por eso os recomendamos guardar unas botellas un par de años y ya nos contareis...

Con un aroma especiado, afrutado, con toques ligeros de lúpulo y un sabor afrutado, un poco malteado con un acabado picante y seco. Cuerpo medio y muy agradable de beber.
Se recomienda beber a una temperatura de 8ºC. Contine 6% de alcohol. Y marida perfectamente con carne blanca, pescados y verduras.

Realizada con una mezcla de 4 maltas pálidas. Lúpulo Styrian Goldings y Hallertau. Levadura y agua.

La historia de la fábrica Straffe Hendrick es la historia de una cervecería familiar en la ciudad belga de Brujas que nunca dejó de creer en una auténtica cerveza local.

Desde 1856, seis generaciones han dirigido la fábrica con una sola idea en su cabeza: elaborar una cerveza de alta calidad, superior tanto en sabor como en calidad, respetando las formas tradicionales de elaboración.

La fábrica “De Halve Maan” (La Media Luna), tiene una larga historia. Ya en 1954, los registros de la ciudad ya mencionaban la existencia de la fábrica “Die Maene” (La Luna), en la pintoresca plaza Walplein.

En 1856 Leon Maes, también conocido como Henri I, se convierte en el propietario. Con el apoyo de su tío Canon P.J. Maes, fundó una cervecería moderna. En aquel tiempo elaboraban cerveza según métodos tradicionales: la cerveza era turbia y agria, de alta fermentación y duraba muy poco. Sólo se distribuía en barriles.

Después de la muerte de Henri I en 1867, sus hijos Henri II y Achere, se hicieron cargo de la fábrica. Durante la Revolución Industrial, Henri fue a Inglaterra para aprender de las nuevas tecnologías. A su vuelta construyó una maltería inglesa y un horno y empezó a elaborar cervezas en el estilo inglés, como “Pale Ale” y “Stout”.

Los dos hermanos murieron pronto, en 1905 y sus viudas continuaron el negocio y consiguieron pasar los difíciles tiempos de la Primera Guerra Mundial. Al terminar ésta, Henri III, se hizo cargo. Viajó a Alemania para aprender las últimas técnicas sobre fermentación de “Lagers” y adaptó las instalaciones para producir cervezas de baja fermentación. En un año, aumentaron más de un 46% la producción y se especializaron en la entrega a domicilio, visitando él personalmente a cada cliente al menos una vez al año.

En los años 50 Henri IV se involucró en la fábrica y continuó con la entrega a domicilio. Sin embargo, a partir de los años 70, con la popularización del coche, la gente empezó a ir a los supermercados a comprar sus propias cerveza, y la fábrica era demasiado pequeña como para servir a los supermercados.

En los años 80, aumentó el interés por las cervezas tradicionales y Verónica, la hija de Henri IV, lanzó una nueva cerveza especial en 1981. Era una cerveza rubia de fermentación alta. La primera vez que se elaboró fue para la inauguración de la estatua de Saint Arnold (patrón de los cerveceros) en Brujas. La cerveza fue un éxito y el alcalde pidió que se sirviera en todas las recepciones oficiales del Ayuntamiento. Era un poco más fuerte que otras cervezas y por eso se le llamó “Straffe Hendrik” o Henry fuerte.

En 1988 la empresa Riva compró la marca de cerveza “Straffe Hendrik” y empezó a ser elaborada por ellos hasta el 2002.

En los años 80 la cervecería había abierto al público sus instalaciones y lo que antes eran la zona de embotellado y maltería, se convirtieron en salas del restaurante.

Hoy, la fábrica histórica del centro de Brujas (una de las mayores atracciones para los turistas de la ciudad) pertenece todavía a la familia Maes.

En el año 2005, Xavier Vanneste, hijo de Veronique Maes revivió las actividades de elaboración de cerveza y lanzó una nueva cerveza, la Brugse Zot, que se elabora en el centro de Brujas, en la cervecería histórica.

Y en el año 2008, la marca “Straffe Hendrik” volvió a la familia y a Brujas y se elabora en la fábrica “De Halve Maan” según su receta original.

Como en cada entrada paso a enlazaros recetas de nuestros amigos blogueros cocineros que maridan perfectamente con esta cerveza.

Fran del blog "¡Que rico!" nos enseña ha hacer estas fabulosas pechuga de pollo Wellington


Yolanda del blog "Dulces sueños" nos muestra como preparar estas sencillas pero deliciosas brochetas de sepia y calamar


Y por último la receta de verduras nos la trae Josean del blog "Mi horno de leña" en esta ocasión he elegido la receta de calabacines rellenos, sin palabras....


Y hasta aquí la historia de esta cerveza y su fábrica. Sólo desearos un buen martes a todas y todos.

Quality Beers